Skip to main content

La vida útil de un edificio está en torno a los 80 años, a partir de los cuales conviene que se realicen reparaciones para evitar desperfectos o, en otros casos, rehabilitaciones totales para prevenir la ruina. En caso de no realizarse los mantenimientos oportunos, se reduce la habitabilidad del mismo y aumentan los costes de las reparaciones, y en casos extremos, se puede ver comprometida la estructura del mismo. Por ese motivo te vamos a contar qué es la rehabilitación integral de un edificio y por qué es tan importante.

Una rehabilitación integral consiste en adecuar la estructura y la funcionalidad de un edificio, teniendo que actuar en todas las partes que se consideren un peligro para su integridad y así garantizar su seguridad. Esta rehabilitación supone una mejora de la accesibilidad del edificio, prevenir humedades provocadas por la lluvia y mejorar el aislamiento térmico y la eficiencia de las instalaciones eléctricas y de agua.

Por qué es la rehabilitación integral tan importante

La ley en España dictamina que los propietarios con edificaciones tienen el deber de conservar sus edificios para garantizar su seguridad, salubridad y estética, por lo que un mal mantenimiento o la negativa de hacer una rehabilitación puede suponer problemas legales, e incluso se puede imponer una rehabilitación forzosa en caso de amenaza de ruina.

Para garantizar el cumplimiento de estas leyes se llevan a cabo inspecciones técnicas de edificaciones (ITE), donde arquitectos revisan el estado actual de los inmuebles, tanto de su fachada, interiores, redes eléctricas y canalización de agua.

Todas estas medidas ayudan a mejorar la seguridad de las estructuras, aumentar la demanda de servicios de rehabilitación y el aprovechamiento de los espacios urbanos.

Qué se hace en la rehabilitación integral

El primer paso es realizar un diagnóstico del estado actual del edificio para detectar las anomalías que tenga y se propone un proyecto para dar solución a todos los problemas. Este proyecto debe ser preciso, tiene que resolver los problemas estructurales y al mismo tiempo dar constancia de los cambios que se hayan podido efectuar durante su desarrollo. Después se establece un presupuesto que abarque los costes de construcción, dirección técnica y licencias.

El siguiente paso es el desarrollo del proyecto. Primero se realiza la rehabilitación de la fachada y sustitución de cubiertas, después se trabaja con la reforma de las zonas interiores. También se realiza la impermeabilización y la reparación o sustitución de las instalaciones de suministros como la red eléctrica o los sistemas de canalización y después la instalación de revestimientos.

El último paso sería la firma del documento de finalización de obra por parte de la empresa y la representación de la propiedad.

Para qué es la rehabilitación integral: sus beneficios

Estas medidas han logrado que se potencien las rehabilitaciones de edificios como práctica alternativa a las nuevas construcciones, fomentando el aprovechamiento del terreno urbano, genera actividad económica y nuevos puestos de trabajo, reduce los gastos de energía y de terreno, fomentando la reducción del impacto ambiental porque se reducen las emisiones de CO₂. 

El sector inmobiliario es el responsable del 35% de las emisiones en la UE, por lo que mejorar la eficiencia energética de las construcciones también estamos ayudando al planeta.

También es una oportunidad para darle nuevas funcionalidades a edificaciones históricas, fomentando su conservación. Este es el caso, por ejemplo, de la rehabilitación de los antiguos juzgados de Orihuela, que se está llevando a cabo por nosotros, un proyecto que supone la reducción de alquileres, la instalación de nuevos servicios municipales y la revitalización del casco histórico de Orihuela.

Ahora ya sabes qué es la rehabilitación integral de un edificio. Nosotros, desde nuestra  constructora en Orihuela doalco.com, nos preocupamos de que se lleven a cabo unas adecuadas tareas de mantenimiento para mejorar la calidad de vida de todos.

Close Menu

Av. de la Vega 44
03300 Orihuela, Alicante

+34 96 530 66 58
doalco@grupodoalco.com